EL MEGALODÓN

 Tiburon Megalodón

El Tiburon Megalodón era una bestia prehistórica que cazaba ballenas del Cenozoico, manadas de tiburones y tiburones gigantes, y que hoy día se encuentra en extinción.

Como ves en la fotografía, el Megalodón de frente  impresiona tanto como si aún existiera. Era uno de los tiburones más sangrientos que han existido jamás.

Hoy en día pertenece al grupo de los animales que han desaparecido de la faz de la tierra. Habitó en la época Prehistórica, y se convirtió en el mayor depredador de todos los mares del mundo.

Muy voraz y agresivo, su color blanco y gris le hacía pasar desapercibido en la oscuridad de los océanos, lo que le otorgaba una gran ventaja frente a sus víctimas, que en la mayoría de los casos eran atacadas por sorpresa.

Tiburon Megalodón, ¿existe?

Como ya te hemos dicho, esta especie de tiburón se encuentra hoy día en extinción.

Características del Tiburon Megalodón

El Carcharodon Megalodón era su nombre científico, derivado del griego, que significa Diente Grande.

Se estima, de acuerdo con los restos encontrados de este gigantesco animal, que su tamaño oscilaba entre los 19 y los 25 metros de longitud. Casi tan largo como un autobús.

En cuanto a su peso, debía ser entre las 70 y 100 toneladas.

Asi que puedes imaginar la cantidad de comida que necesitaba para estar tan activo.

Su boca podía llegar a medir hasta dos metros de largo, y estaba completamente llena de dientes tremendamente afilados y puntiagudos. Hasta 287 dientes enormes con forma de sierra midiendo más de 13 cm. Su exagerada fuerza de mordida de más de 18 toneladas, lo hacían un atacante del que era muy difícil librarse.

La única especie que hoy en día puede recordarnos en cierto sentido al tiburón Megalodón, es el tiburón blanco, pero en un tamaño gigantesco

 

¿Qué comía el tiburón Megalodón?

El Carcharodon Megalodón era una bestia Prehistórica que comía ballenas y todo tipo de animales enormes. Debido a su voraz apetito se le define como uno de los depredadores asesinos más agresivos que han existido en los océanos. Desde ballenas a otros tiburones, tortugas, pulpos y todo tipo de animales marinos, no importa cuál fuera su tamaño.

Este voraz Tiburon Megalodón pasaba el día buscando comida. Su color, entre blanco y grisáceo, le permitía camuflarse en el agua, de tal manera, que la víctima no le veía hasta que estaba dispuesto para atacar. Por su color, era casi imposible diferenciarlo del agua, especialmente en la oscuridad del mar.

Su boca, enorme y llena de dientes afilados, se convertía  en su mayor arma. Con ella atacaba a sus víctimas por sorpresa, y las dejaba desangrar hasta que se las comía finalmente.

En ocasiones, había enormes peleas entre tiburones de la misma especie por devorar a una víctima ya desangrada.

El tiburón Megalodón probablemente ha sido el mayor devorador carníboro de toda la historia. Por su gran tamaño, agresividad y apetito voraz lo convirtieron durante la época Prehistórica en ser más temido de los océanos.

¿Cuándo vivió el Tiburón Megalodón?

Entre todos los estudios llevados a cabo para estimar la época en la que el Megalodón habitó nuestros mares y océanos, se ha llegado a la conclusión que fue durante el Neógeno cuando habitó la tierra.

Entre 19,8 y 2,6 Millones de años entre los periodos comprendidos del Oligoneno y Pleistoceno. Fue un omnipresente en esa época, aunque se cree que prefería las aguas más cálidas, cerca de la costa. Por eso, se han podido encontrar restos de este animal gigantesco en Australia, América, Asia e incluso, en las Islas Canarias.

Su presencia tuvo un gran impacto en todas las especies marina de la época en la que campaba a sus anchas, por su gran ferocidad y voracidad.

Al haber sido encontrado en numerosos y muy distantes puntos del planeta, se puede afirmar que fue un animal que tuvo una gran presencia y capacidad de adaptación.

Vivía en zonas arenosas, de pantano, aguas frías o calidas, cerca de la costa o en alta mar. Antes de que se formara el Istmo de Panamá, cuando todos los océanos estaban unidos, las aguas eran más cálidas y por tanto, podían pasar tranquilamente de unas aguas a otras.

¿Cómo cazaba el tiburón Megalodón?

Siempre por sorpresa. Perseguía a sus víctimas sigilosamente, ayudado por su capacidad de camuflarse en el agua oscura del océano. Su color entre gris y blanco, le facilitaba el hecho de mantenerse oculto hasta que estaba tan cerca de sus víctima que la atacaba sin posibilidad de escapatoria.

El Tiburon Megalodón era el  más grande que jamás haya existido en el planeta Tierra.

Era tan grande que podía cazar a cualquier animal marino por enorme que fuera, aunque eso no evitó que desapareciera hace ya millones de años. Investigaciones recientes sitúan la desaparición de este gigantesco animal hace 3,6 millones de años. Mucho antes de lo que creían los científicos, que lo situaban en torno a 2 millones de años hasta hace poco tiempo.

Te preguntarás por el significado de su nombre.

Megalodón no es más que “Diente Grande”. De ahí que hoy en día puedas conseguir dientes de este fantástico escualo, que han permanecido fosilizados. En un principio se pensaba que las razones de su desaparición estaban relacionadas con la extinción de grandes animales marinos como morsas, ballenas, leones marinos…que hicieron más difícil cada vez su alimentación. Incluso se ha relacionado con el cataclismo de una Súper Nova contra la tierra. Pero hoy en día se piensa que las razones de la extinción de este enorme animal están más ligadas a la aparición del Gran Tiburón Blanco moderno, más sangriento aún que el anterior.

Habitó todo el planeta tierra; no quedaba ningún lugar en que los animales marinos estuvieran a salvo de este súper depredador. Uno de los escualos más temibles que haya existido jamás, y que hoy en día se encuentra en extinción.